COVID_19: EL PÁNICO A LA MUERTE Y EL LEGADO DIGITAL


El miedo

Pánico a la muerte

Esta pandemia ha conseguido hacer sentir a la grandísima mayoría de ciudadanos que se encuentran al límite. Los daños psicológicos también han creado estragos, mellando con secuelas que permanecerán en la persona, al menos, durante meses. Es por esto que una de las escasas vías para luchar contra el aislamiento obligatorio y la falta de libertades ha sido el consumo compulsivo de objetos innecesarios o alimentos de escasos nutrientes. Imagen: unmundomisterioso.com

La infoxicación podría considerarse otra pandemia debido a los episodios protagonistas como el COVID19. La documentación imprecisa, barajada desde el mismo patrón de perspectivas o seleccionada acorde al juicio de terceras personas, alimenta más aún el caos informativo. La incertidumbre a la que se enfrentan miles de ciudadanos debido a la gestión del gobierno ha potenciado el miedo, la desesperanzada, la tristeza, la ansiedad y, también, el miedo a expirar en soledad.

Tal pánico a la muerte ha generado decenas de respuestas enfocadas en futuras herencias o en otras decisiones personales, como esa que rechazaría ser donante de órganos al fallecer, puesto que, -acorde a la ley- todos somos potenciales donantes salvo que especifiquemos lo contrario. A su vez, el transhumanismo habría adquirido más fuerza insistiendo en que una gran ventaja de formar parte de una ‘comunidad cybogr’ es la de poder resultar inmune a las enfermedades mundanas en futuras ocasiones.


Clon cibernético

¿Cuál de los dos es el producto?

Internet no sólo nos conecta a otros lugares del mundo, también se habría convertido en un sombrío canal capaz de concedernos una nueva vida. Al margen de los casos de espiritismo a través de redes sociales como Facebook, ya no es disparatado confirmar la existencia de nuevas plataformas o aplicaciones con una conciencia artificial que actuaría igual que haría un usuario en su día a día.

Ejemplo de ello es la aplicación Réplika, revolucionaria en la Red de redes y tomada como una nueva esperanza hacia las personas que se sientan solas o copadas de trabajo. Imagen: unmundomisterioso.com El conocido ‘chatbot’ puede llegar a convertirse en algo más que un amigo si el usuario paga un tributo, y superar a entretenimientos como ‘cleverbot’ pero, independientemente de que el límite sea la gratuidad, la app necesita algo para funcionar: un estudio de la personalidad de su consumidor: “Lo más importante de Replika es que, como toda tecnología basada en el aprendizaje automático, cuanto más te vas relacionando con tu compañero virtual y cuantas más cosas le vas contando, más aprende y más se vuelve como tú” explican.

Si bien este tipo de herramientas tiene su lado bueno, como por ejemplo, responder emails durante el teletrabajo basándose en el carácter de su administrador, sus contraindicaciones pueden ser fatales. No sólo porque muchas personas pueden encontrar en Réplika una alternativa cómoda a la socialización, sino que puede inducir a tener pensamientos suicidas o asesinos: “Si insistimos en llevar una conversación ‘maliciosa’, por ejemplo decirle que queremos matar al vecino del quinto, inicialmente el bot es probable que obvie o esquive esas ideas, ya que la ética digital dice que la inteligencia artificial debe basarse en valores de caridad -hacer el bien-, no maleficencia -no hacer daño- y en la autonomía de los humanos. Pero, después de un rato, la app te devolverá frases acordes a lo que tú le dices, lo que implica que puede que te anime a asesinar al vecino -por supuesto, no debes hacerlo-“.

El deseo por comenzar a construir un legado digital puede ser tentador y quizá un derecho con el paso del tiempo pero, ¿a costa de qué riesgos?


Podcast oficial Mundo Insólito Radio


Solicita unirte a nuestro grupo de WatsApp



ESCRITO POR

Alba Lobera

EDITADO POR

JCBaruque Hernández

27 de octubre del 2020

© 2005 Un mundo misterioso. MUNDO INSÓLITO RADIO