10 de octubre del 2020

El ocio del COVID19

Una sociedad llena de toxicidad y vicio

“Quédate en casa” y “todo saldrá bien” han sido dos de los lemas que han invadido los principales medios de comunicación, tanto de manera convencional como Imagen: unmundomisterioso.com cibernética. La insistencia de un confinamiento (el cual se volvería a repetir a nivel nacional según especulaciones) y una cuarentena (que ni siquiera respeta el significado del término) ha estimulado el ingenio de muchos ciudadanos para ocupar horas libres a nivel individual y colectivo.

Pese a que disfrutar del exterior se ha llegado a convertir en algo prohibitivo, no ha garantizado más tiempo libre a la mayoría de la población. El teletrabajo ha sido otra medida impuesta que ha convertido la jornada laboral en un reto para aquellas familias que han compartido todas las horas del día con el aula virtual de sus hijos. Las tareas de la escuela, los quehaceres del hogar y la dificultad de desconexión del ambiente laboral son tres de los factores que han agotado mentalmente a los ciudadanos –además de las secuelas psicológicas de las medidas de prevención-, dejando escasas o nulas ganas de inclinarse a explotar una afición personal o actividad constructiva.


Placeres tan efímeros como vergonzosos

¿Por necesidad o por malos hábitos?

Durante el confinamiento hubo museos que permitían visitar gratuitamente sus instalaciones en formato 3D. Desde las redes sociales diversos usuarios se coordinaban para practicar juntos un nuevo idioma. Algunos influencers creaban vídeos explicando anécdotas divertidas para animar a todo aquel que necesitase desconectar un rato, y por otro lado, muchos niños pudieron disfrutar de una programación televisiva adaptada a ellos con películas infantiles.

Aun con la condición infinita de Internet, se registró otro tipo de preferencias por parte de la sociedad a la hora de escoger una vía de entretenimiento: consumo de alimentos en exceso -particularmente el alcohol-, canales que registraban en directo los jugadas de póker con un seguimiento online –siendo un abismo para Imagen: unmundomisterioso.com todo ludópata en tratamiento; el Gobierno detectó un incremento del uso de las casas de apuestas virtuales- o paquetes de oferta o gratuitos de pornografía especial –trayendo una oleada de críticas para espacios como ‘PornHub’-. Pese al activismo de otros internautas, la pandemia ha traído consigo una serie de quiebras en los hogares comunes, siendo señalado negativamente por parte de psicólogos y demás expertos.

Teniendo en cuenta el paulatino aumento de depresión y ansiedad durante el confinamiento, la falta de estabilidad económica, la incertidumbre laboral y la carencia de contacto social directo, ¿este ocio tóxico se debe a los malos hábitos atribuidos a la Sociedad del siglo XXI o algo premeditado que escapa del eslabón común?


Podcast oficial Mundo Insólito Radio


Solicita unirte a nuestro grupo de WatsApp



ESCRITO POR

Alba Lobera

EDITADO POR

JCBaruque Hernández

10 de octubre del 2020

© 2005 Un mundo misterioso. MUNDO INSÓLITO RADIO