Calendario Maya

Por: Juan Carlos Baruque Hernández

jcbaruque@hotmail.com

Zona principal

Zona de Astrología

Zona de fotografía Kirlian

Zona de la Ufología

Zona de Astronomía

Zona de videos

 Zona de fotos

  
Calendario Maya
Otro de los milagros producidos por la cultura maya fue el calendario de la cuenta larga, sistema más preciso que el calendario gregoriano, que es el que usamos hoy en día.
 
      Duración del año según:  
la astronomía moderna. 365.2422 días.
Según el antiguo año juliano sin corregir: 365.2500 días.
Según nuestro año actual gregoriano corregido. 365.2425 días.
Según los antiguos mayas. 365.2420 días.
Gráfico de la izquierda:
  • Una comparación sencilla ilustra el grado de perfección a que llevaron los mayas sus medidas del tiempo.
   

 

La unidad del calendario maya es el día o kin. Al segundo orden de 20 días se le llamó uinal.
 

             Después del tercer orden, la progresión es uniforme:

20 kines 1 uinal  20 días.
18 uinales 1 tun 360 días.
20 tunes 1 katún 7.200 días.
20 katunes 1 baktún  144.000 días.
En un sistema perfecto de numeración vigesimal, el tercer orden debería contener 400 días (20 x 20 x 1), pero al llegar a este punto los sacerdotes mayas introdujeron una variante para cómputos calendáricos. El tercer orden, el tun, tenía 18 uinales, esto es, 360 kines. Esto se aproximaba más a la duración del año solar.
 
Todas las fechas de la cuenta larga contenían cinco numerales, esto es, el número de baktunes, katunes, tunes, uinales y kines transcurridos desde el "inicio del tiempo", según el sistema maya.
Se ha llegado a establecer por diferentes medios y correlaciones que el año cero del calendario maya corresponde al 3113 antes de Cristo, con lo cual tenemos todos los elementos necesarios para calcular y corresponder cualquier fecha de la cuenta larga con nuestro propio calendario.
Por ejemplo:

Las estelas de piedra que se erigían, sobre todo durante la Época Clásica, conmemoraban algún evento o fecha importante. Esta fecha se encontraba grabada o pintada en la piedra, y contenía invariablemente los mismos elementos: un jeroglífico introductor de la cuenta larga (que significa, "vamos a leer a continuación la fecha que conmemoramos hoy"), y los cinco numerales de la cuenta larga. Además de esto, la estela contenía los datos para efectuar la corrección lunar del calendario, glifos, e imágenes de carácter representativo.

   Uno de los objetos mayas fechados de mayor antigüedad que conocemos es la famosa placa de Leyden, misma que se cree procede de Tikal, aunque fue encontrada en Puerto Barrios, Guatemala, en 1864.

 Se trata de un pequeño objeto en forma de hachuela, hecho de jade y grabado por ambos lados. Imágenes de la derecha.

         
 Anverso  Reverso

                        

       

 
  • La parte más interesante de la placa es, por supuesto, el reverso, donde se encuentran los numerales con la fecha

 Imagen de la derecha

  • Foto extraída de la parte superior de la imagen de arriba (reverso)
 
Ahora, como ya conocemos los numerales mayas, podemos fácilmente leer la fecha inscrita en la placa de Leyden: 8.14.3.1.12, lo que significa que desde el año cero del calendario maya hasta esa fecha habían transcurrido:
8 baktunes x 144,000 días 1'152.000 días
14 katunes x 7,200 100.800   días
3 tunes x 360 1.080  días
1 uinal x 20 20   días
12 kines x 1 12   días
Total de días transcurridos 1'253.912    días
 
Sabemos que el año tiene una duración de 365,242 días. Dividiremos el total de días que obtuvimos entre esa cantidad para saber cuántos años representa la fecha grabada en la placa:
  • 1'253.912 / 365,242 = 3.433.1 años.

Si la fecha cero de la cronología maya corresponde al año 3.113 antes de Cristo, basta restar ambas cantidades para saber a qué fecha nuestra corresponde la fecha maya grabada en la placa:

  • 3.433 - 3.113 = 320 = 320 D.C.
Sistema numérico
 
Los antiguos mayas descubrieron dos ideas fundamentales en matemáticas: el valor posicional y el cero. Sólo otra gran cultura de la antigüedad llegó a encontrar, cerca de 300 años después que los mayas, estos conceptos: la cultura hindú.

Estos dos elementos, el valor posicional y el cero, pudieran parecernos simples y básicos hoy en día. De hecho, lo son, y en ello radica precisamente su genialidad. Griegos y romanos, con toda la fuerza de su espíritu y de sus instituciones, no lograron descubrir estos principios. Basta tratar de escribir un número suficientemente grande en notación romana para darnos cuenta de la importancia del cero y del valor posicional.

El sistema maya es vigesimal, no decimal como el nuestro. Esto significa que, en lugar de contar con diez dígitos, del cero al nueve, los mayas contaban desde el cero hasta el diecinueve antes de empezar de nuevo en el siguiente orden. Esto tal vez se deba a que usaban dedos de manos y pies para llevar la cuenta.

En el sistema decimal, el valor posicional se encuentra en cuanto pasamos del nueve. Esto es, un uno seguido de un cero es un diez. En el sistema maya, un uno seguido de un cero es igual a veinte.

Nuestro sistema numérico emplea diez símbolos para representar cada uno de los dígitos.   Foto dcha.  
  • Arriba números mayas
  • abajo números de nuestros días

 

   Los numerales mayas se escriben con sólo tres símbolos:

  • Un punto, que significa uno.
  • Una raya, que es un cinco.
  • El glifo de un caracol para representar el cero.        

Foto izq. Los primeros 20 números Mayas

Subir arriba