El Aura a lo

Largo

de la historia

Web Master: JC.Baruque Hez

Volver

La primera referencia al cuerpo energético data del año 5000 antes de Cristo en un escrito del chino Huang Ti Ching.
El Bhagavad Gita, el Mahabarata y otras grandes obras hindúes, expresan que el hombre posee un cuerpo etérico o bioplasmático. Los Vedas contienen muchas referencias a él, y los chakras son por primera vez descritos en los Yoga Sutras.

En todas las culturas de la antigüedad, de una forma u otra, se expresa la existencia de un alma invisible e inmortal que abandona el cuerpo cuando éste muere.
El Nuevo Testamento habla del alma como algo que sobrevive a la muerte.

El médico egipcio Imotep, también hace referencia a este cuerpo de energía.

En la religión judaica se afirma: "Sólo dejaréis de comer la carne con su alma, es decir, con su sangre". Por lo tanto, existe un alma, cuyo vehículo es la sangre.

Los sabios griegos consideraban al alma como una armonía íntimamente conectada con la teoría de los cuatro elementos.

El halo dorado alrededor de las cabezas de Buda, Cristo, Santos y Vírgenes, muestra que este conocimiento ha estado en todos los tiempos y en todos los continentes del planeta. Pero ante la inmaterialidad del fenómeno, su interpretación había quedado siempre dentro del campo sobrenatural.

 

En el libro del "Organon" del Dr. Samuel Hahnemann, creador de la homeopatía, habla de una poderosa energía vital, que anima la existencia de los seres vivos.

En 1.845 el Barón Von Reinchenbach, científico alemán, investigó una emanación en los cuerpos vivos a la que llamó Od.

En 1880 el científico norteamericano, Nikola Tesla, demuestra que cuando el cuerpo humano es expuesto a un campo electromagnético, aparecen efluvios eléctrico alrededor de el cuerpo expuesto.

en 1.911 el Dr. inglés Walter Kilner, demostró la existencia de un campo Bioplasmático. Invento una mente para ver el aura y escribió el libro "la atmósfera humana".

en 1.9039 la Dra. Valeri V. Hunt, utilizando la tecnología desarrollada en la NASA,  verificó científicamente que en el cuerpo físico existe un emanación electromagnética continúa que procede de nuestros átomos y permite un intercambio de energía entre los individuos y su entorno.

 

En la actualidad, a partir del desarrollo del nuevo modelo de vibratorio del universo, científicos de todo el mundo buscan en el alma, la causa de muchas de las manifestaciones del ser humano. Pero ¿cómo estudiar desde e punto de vista del método científico algo tan intangible como el alma?

La vida siempre camina muy por delante de la ciencia. Los conocimientos más valiosos y enriquecedores que hemos recibido, siempre ha sido al margen de la ciencia mecanicista y de laboratorio.

La ciencia moderna define el campo Bioeléctrico, como un conjunto de campos que interactúan y están vinculados con la vida y actividad del hombre.

Volver

   Web Master: JC.Baruque Hez             

image