Imagen: CASTILLO DE LEAP

CASTILLO DE LEAP

Oye la Emisora del Misterio MYR


Irlanda es un hermoso y atractivo país de verdosos campos y abundante naturaleza. Conocida también por su extensa inquietante historia, engalanada de una profunda Imagen: CASTILLO DE LEAP tradición celta y vestida de una clásica densa niebla, la isla presenta un apropiado halo de misterios, mitos y leyendas.

Fortalezas encantadas, sombríos bosques, mansiones embrujadas y un sinfín de lugares “mágicos” hacen de Irlanda uno de los países con una mayor cantidad de emplazamientos cargados de supuestos fenómenos paranormales.

Isla conocida como la “Isla Esmeralda” destaca mundialmente por la ingente cantidad de castillos que “adornan” y sobresalen de entre su cetrino natural paisaje. Algunos de estos castillos han perdurado hasta hoy día en unas condiciones muy aceptables, mientras que de otros apenas asoman resquicios de lo que pudieron ser en algún momento del pasado.

Una de estas centenarias alcazabas es el “Castillo de Leap”. Fortaleza que fue construida a mediados del S. XIII, por el clan de los Imagen: CASTILLO DE LEAP O’Bannon, en la pequeña localidad de Roscrea perteneciente al condado de Offaly. En sus más de 800 años de historia, Leap ha sido mudo testigo de increíbles acontecimientos, trágicas muertes y terribles desenlaces.

Cuenta la historia o la leyenda que muchos siglos atrás, siglos antes de ser construido el Castillo de Leap, los druidas juraron proteger esas tierras, sagradas para ellos, invocando a los “elementales de la naturaleza” (seres que existen en el mundo de los espíritus y que se invocan para un fin concreto). Por esto y desde entonces, sigue contando la historia o la leyenda, el lugar está habitado por un peligroso espíritu que fue invocado en aquellos tiempos por los mismos druidas.

Así pues, el “Castillo de Leap” tiene todas las siniestras condiciones para ser un castillo encantado con supuesta fenomenología sobrenatural.


Oubliette, la capilla sangrienta del castillo

A principios del siglo XVI los O’Bannon fueron derrotados por el clan de los O’Carroll y despojados de todas sus tierras. El clan de los O’Carroll era comandado por Mulrooney y por sus dos hijos, Thaddeus y Teige. A la muerte de Mulrooney en 1532, los dos Imagen: Parte posterior del caserio hermanos entraron en una sangrienta disputa interna por el poder y la sucesión de su padre al frente del clan.

El trágico desenlace de esta disputa entre hermanos ocurrió cuando Thaddeus, que era sacerdote, estaba oficiando una misa para la familia. Entonces su hermano menor, Teige “el tuerto”, asaltó la pequeña capilla y llegando hasta el altar espada en mano la hundió en el pecho de su hermano mayor cometiendo fratricidio y haciéndose con el ansiado poder del clan. A partir de aquel día y tras el asesinato, en suelo sagrado del sacerdote Thaddeus, a la capilla se le bautizó con el sobrenombre de “La capilla sangrienta”.

Pero la leyenda sangrienta de la capilla no se basa solo en esta parte de la historia. En ese mismo lugar justo detrás del altar, en una de sus esquinas, había por entonces una pequeña trampilla que daba entrada, por el techo, a una mazmorra subterránea denominada Oubliette (del francés olvidar). El suelo de la mazmorra estaba repleto de unas recias estacas afiladas.

Cuando los O’Carroll celebraban las victorias que habían conseguido en las batallas, a los prisioneros les envenenaban y les degollaban para finalmente lanzarlos desde la trampilla hacia las afiladas estacas de madera que recubrían el suelo del Oubliette. Algunos prisioneros eran arrojados vivos y los dejaban allí, entre la putrefacción de los cadáveres, morir de sed y de inanición.

Quizás sea mayormente por estas atrocidades que hoy día se asegura que la capilla es el centro de una energía maligna que impregna gran parte del castillo y que el espíritu del sacerdote se manifiesta vagando por los pasillos leyendo una biblia.

Las grabaciones psicofónicas obtenidas en el lugar, en donde predominan los lamentos lastimeros, los quejidos de dolor y los gritos de terror, “demuestran” de forma audible el sufrimiento, el horror y la violencia que allí ocurrió.

  • En 1922, tras un incendio en el castillo, unos obreros encontraron la trampilla de entrada a la mazmorra Oubliette, mientras realizaban tareas de limpieza. En el interior hallaron innumerables esqueletos humanos clavados en unas estacas de madera.

Tras la derrota inglesa

Los O’Carroll fueron el último clan en caer derrotado ante el imperio británico a mediados del siglo XVII y hacia el año 1659, el Castillo de Leap pasa a ser propiedad de la familia inglesa del capitán Darby, curiosamente casado con una descendiente O’Carroll.

Precisamente la mujer del capitán Darby aseguraba sentirse observada continuamente por un fantasma femenino que la impregnaba de una gran negatividad. Dicha aparición fantasmagórica, vestida de rojo, deambulaba esporádicamente en la galería principal del castillo y portaba, con actitud amenazante, una daga en la mano por encima de la cabeza. Una historia trágica de amores y desamores preceden a la aparición de esa esbelta figura fantasmal.

En la actualidad algunas personas que visitan el lugar aseguran, al pasar por la galería principal, verse acogidos por una especie de odio y una tremenda sensación de tristeza.


El Elemental de la naturaleza

A principios del siglo XX Mildred Darby, por entonces dueña del castillo de Leap, era una activa seguidora de la corriente espírita además de tener una enorme atracción por la magia negra y los temas ocultos.

En una de las tantas sesiones espiritistas, en las que participaba junto a otros amigos, Mildred aseguró que “despertaron” al terrorífico Elemental que perduraba en el lugar, en absoluto silencio desde el tiempo de los druidas. A partir de entonces no volvieron a tener una vida tranquila.


Podcast oficial Mundo Insólito Radio


Solicita unirte a nuestro grupo de WatsApp



Castillo de Leap: el lugar con más fantasmas del Mundo

JCBaruque Hernández

© 2005 Un mundo misterioso. MUNDO INSÓLITO RADIO